El lado oscuro del Buen Fin 2020 para las pymes de México

 18-11-2020
Patricia Manero

 

   

 

Según la Unión Industrial del Estado de México (UNIDEM), tanto los productores y fabricantes mexicanos, como pequeñas y medianas empresas (pymes) enfrentan desventajas frente a las cadenas comerciales en el Buen Fin. Ante este panorama, NotiPress entrevistó a Obed Medina, director de marketing de el20.mx, plataforma de soluciones de contabilidad para emprendedores y pymes, para hablar sobre esta situación.

"Los pequeños negocios y emprendedores son los que batallan con estas dinámicas del Buen Fin", explica el mercadólogo. "De entrada tienes que ponerle un descuento a tu producto, reduciendo los márgenes. Por ejemplo, si tienes un margen neto del 25%, para el Buen Fin tendrás que bajar por lo menos el 10%".

El Buen Fin como iniciativa comercial nació de la intención de impulsar la economía a través del consumo de los mexicanos. Ahora, la edición de 2020 se extendió del 9 al 20 de noviembre para apoyar la reactivación económica tras la crisis económica y financiera por la pandemia de Covid-19. No obstante, sumarse a este tipo de iniciativas puede traer múltiples desventajas para empresas y negocios, por ejemplo, la presión por hacer descuentos, impacto en los márgenes de ganancia, entre otros.

Si algo define al Buen Fin es la búsqueda de ofertas atractivas para los consumidores, mismas que no están presentes en otras temporadas del año. En la página oficial de la iniciativa se destacan los "espectaculares" descuentos, convirtiéndola en la época más esperada del año, generando expectativa en los compradores. Esta expectativa puede representar un problema, sobre todo a empresas o negocios pequeños que no se pueden permitir perder el margen de ganancia para ofrecer rebajas o descuentos.

En este sentido, Medina afirma, "para participar en el Buen Fin también debes invertir en publicidad para dar a conocer tus promociones, reduciendo aún más el margen de ganancias". Bajo esta línea, el experto asegura, en muchos casos el Buen Fin no es para la empresa sino para el consumidor. "Para los pequeños comerciantes representa un gasto, un verdadero reto que implica mucho esfuerzo y recursos que no tienen, menos en medio de esta crisis".

Respecto al impacto a los márgenes, para los negocios que participan puede presentarse una preocupación en torno a esta iniciativa comercial. Aunque se pueden generar más ventas, puede significar una reducción en los márgenes de la ganancia debido a las ofertas y descuentos que debe realizar para llamar la atención de los consumidores.

Las pymes y pequeños negocios deben considerar hasta qué punto es redituable realizar descuentos, ya que pueden reducir los márgenes de los productos, los cuales podría vender a precio completo tras el Buen Fin. Por otro lado, si la empresa decide no realizar ofertas, la competencia las genera, perdiendo terreno frente a ellos.

"Muchos de los emprendedores en México se dedican a la comercialización", indica Medina. "Aquí en el20.mx el 70 por ciento de nuestros clientes se dedican a la compra-venta de productos, y al igual que muchas comercializadoras tienen un margen muy estrecho, lo que vuelve difícil hacer descuentos".

Asimismo, la competencia es uno de los aspectos más difíciles de superar por parte de las pymes y negocios locales. Con tantas marcas y empresas reconocidas promocionando sus productos será difícil que negocios pequeños se posicionen de la misma manera.

Por el lado del marketing, el Buen Fin impacta en los consumidores de diversas maneras, por ejemplo, las ventas de un negocio pueden bajar significativamente semanas antes del evento. Esto debido a que la gente preferirá esperar a la posibilidad de encontrar un buen descuento u oferta en lugar de pagar los servicios o productos completos.

De igual forma, los consumidores irán en busca de los "megadescuentos" o "superofertas", con la idea de que podrían existir mejores descuentos en otro lugar. Esta situación podría generar que, incluso con una buena oferta, los clientes prefieran seguir buscando hasta encontrar algo más barato.

Sin lugar a duda, el Buen Fin es un arma de doble filo tanto para los consumidores como para las pymes de México. Si bien los consumidores pueden encontrar ofertas y descuentos, también pueden endeudarse por los pagos a plazos o sobregirar su tarjeta. Asimismo, las pymes y pequeños negocios pueden generar mayores ventas, pero reducir su margen de ganancias debido a las ofertas que se ven obligados a hacer en función de atraer a los consumidores.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-