Inflación en México: retos y soluciones para las empresas nacionales

 30-03-2022
Fernanda Martínez
   

 

Crédito foto: Alan Cortés

Crédito foto: Alan Cortés

 

De acuerdo con el Banco de México (Banxico), el país tiene una inflación de 7.23 por ciento, la cual sobrepasa la predicción ideal de la institución, la cual es de 3%. Ello con un rango de variabilidad tanto al alza, como a la baja, de un punto porcentual. Asimismo, Banxico pronosticó un aumento en el nivel inflacionario general y subyacente para 2022 en un 4.8%. Por su parte, el conflicto entre Rusia y Ucrania, la pandemia por Covid-19 y la depreciación de precios, generarían una tendencia de crecimiento en la inflación hasta 2023.

En ese sentido, NotiPress habló con Edmundo Montaño, director general de Drip Capital México, esto al respecto de la inflación actual del país. "La principal afectación que los periodos extendidos con altos niveles de inflación tienen en las finanzas de las PyMEs es el incremento directo de los costos de materias primas y producción, lo que impacta a toda la cadena de valor de estas unidades de negocio. Por lo tanto, es importante que ubiquen medidas financieras razonadas para sobrellevar estos retos en el corto y el largo plazo", señaló. En ese sentido, el experto dio algunos consejos para que las empresas pueden afrontar los retos presentes y venideros de la inflación.

Un primer punto a considerar es replantear estrategias de venta, por ello, se deben de mejorar los canales, el desarrollo y la calidad de los productos. Durante un periodo de inflación, se pueden diversificar ofertas con artículos que den márgenes más altos o bien, ajustar la estrategia de precio de algún bien o servicio.

El segundo punto es diferenciar productos sin perder calidad, a causa de esto debe existir un enfoque capaz de innovar y mejorar la experiencia de compra del cliente. De igual modo, según Drip Capital México, las empresas deben de considerar la automatización y digitalización para obtener ingresos más estables y promover la productividad. Muchas organizaciones no toman en cuenta esto último por su alto costo, sin embargo, las alianzas financieras, industriales y comerciales requieren este tipo de herramientas para seguir generando capital.

La última estrategia es asegurar liquidez y planificar el acceso al capital para tener recursos y disponer de efectivo de forma rápida, ello con el fin de solventar gastos inmediatos. Asimismo, en medio de un aumento de precios generalizado, es importante analizar si es necesario tener efectivo y considerar algunas fuentes de financiamiento a corto plazo. Montaño considera que las presiones inflacionarias no solo afectan a las empresas, sino también dan la oportunidad de analizar y modificar las deficiencias de un negocio. Por ello, el financiamiento a corto plazo puede ser un aliado para los emprendedores.

"Aquí es donde alternativas como el factoraje, que no representan deuda, ni requieren garantías en colateral, ayudan a las organizaciones a innovar y hacer frente a la incertidumbre", comentó Montaño. Por tanto, esta clase de estrategias ayudarían, de cierto modo, a diversas empresas a sobrellevar la inflación general que vive México actualmente.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS