Prevenir el quiebre de stock en supermercados ayudará a mantener flujo de clientes

 21-06-2022
Fernanda Martínez
   

 

Crédito foto: Pexels

Crédito foto: Pexels

 

En promedio, a nivel mundial las roturas de stock rondan en el 8 por ciento, de acuerdo con datos de Slimstock. Por ello, Beetrack compartió con NotiPress qué es el quiebre del stock y cómo evitarlo en la logística.

Un quiebre de stock puede generar frustración en el cliente, pues, el artículo deseado se encuentra agotado. En los supermercados ocurre cuando en las bodegas se agota determinada mercancía demandada por los clientes.

Delipe Porter, vicepresidente de ventas Beetrack, comentó que la consecuencia principal de un quiebre de stock es la pérdida de clientes, lo cual se traduce en pérdidas de ventas, reputación, competitividad y de flujo de clientes. Además, dijo que no calcular los quiebres de inventario en las bodegas o centros de distribución posiciona a los negocios en una desventaja frente a la competencia.

Según se explicó en el comunicado de prensa, los retailers se enfrentan a una pérdida directa de la venta potencial al tener un quiebre de stock. Pues, el consumidor compra el artículo en otro establecimiento o desiste de la compra.

No existe un patrón único en la industria logística que señale las causas de los problemas como parte de la gestión de inventarios en supermercados. Se piensa que los quiebres de stock en las bodegas están relacionados con el control y ajuste del inventario. Pero existen otras causas, tales como la inadecuada gestión de pedidos y recepción de productos, los retrasos en los despachos y las entregas del proveedor.

Además, el proveedor puede no enviar la cantidad de mercancía estimada según la planificación de la demanda y pueden existir errores en la proyección de la demanda. También puede influir algún fenómeno fuera de lo normal que genere niveles extraordinarios de demanda o un incumplimiento de los acuerdos con el proveedor.

Los supermercados deben de calcular el quiebre de stock, descubriendo el motivo y midiendo el impacto de los faltantes en el inventario. Esto se realiza por medio de operaciones matemáticas, las cuales no son sencillas, pero sí fundamentales.

De acuerdo con el directivo, se deben de tomar en cuenta la rotación del inventario, el nivel de demanda del producto y el costo de las ventas no realizadas. También debe de considerarse el nivel de insatisfacción del cliente por ausencia de mercancía y plazo de entrega del proveedor en circunstancias normales. Finalmente, señaló la importancia de considerar la desviación del plazo de entrega del proveedor y el nivel de fiabilidad del proveedor.

Evitar el quiebre de stock es posible si se realiza una estrategia basada en las necesidades del negocio y del cliente. Es importante destacar que no existe una solución especifica o a corto plazo y tampoco se puede asegurar una eliminación completa del problema en los supermercados.

Pero, se pueden reducir los márgenes con informes y análisis periódicos de la demanda e inventario. Así como, mejorando la comunicación entre el negocio, empleados y clientes y estableciendo buena relación con los proveedores.

Al llevar un control y estudio del quiebre de stock se busca cumplir con los objetivos de la logística con relación a la política centrada en el cliente. Los supermercados online también deben de optimizar la entrega de última milla al ser el único contacto físico con el cliente.

Para lograrlo se puede utilizar tecnologías como LastMile y Planner Pro de Beetrack-DispatchTrack. Con lo cual se puede facilitar la gestión de entregas, monitorización en tiempo real de los transportistas y ayudar a prevenir los quiebres de stock en supermercados y cualquier empresa, de acuerdo con Porter.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS