Desarrollan algoritmo predictivo capaz de rastrear y encontrar objetos en los océanos

 27-05-2020
Andrés Zimbrón

 

   

 

Investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), el Instituto Federal Suizo de Tecnología (ETH), la Institución Oceanográfica Woods Hole (WHOI) y el Instituto Politécnico y Universidad Estatal de Virginia (Virginia Tech) desarrollaron una técnica por medio de un algoritmo que puede ayudar a optimizar las búsquedas marítimas donde los objetos fallan con frecuencia y donde hay un número mayor de personas desaparecidas.

El océano es un espacio que todavía no ha sido descubierto en su totalidad, puede ser espacio desordenado, turbulento y con miles de variantes que han hecho imposible estudiar sus profundidades al cien por ciento. Cuando una embarcación, instrumentos marítimos e incluso personas desaparecen, las condiciones se vuelven mucho más complejas y cada vez más cambiantes dando como resultado retraso en las operaciones críticas de búsqueda y rescate.

A través del algoritmo, los investigadores pudieron analizar las condiciones del océano, como la fuerza y la dirección de las corrientes oceánicas, los vientos superficiales y las olas, además de identificar en tiempo real las regiones más atractivas del mar donde es más probable que converjan los objetos flotantes. Thomas Peacock, profesor de ingeniería mecánica del MIT, aseguró que el aprendizaje predictivo del algoritmo el cual lleva por nombre TRAPS (Identificación de Perfiles de Atracción Transitoria, por sus siglas en inglés) tiene la capacidad de predecir con un alto índice de exactitud objetos o personas dentro de los océanos.

"La nueva herramienta que desarrollamos, puede ejecutarse en varios modelos con la intención de saber con exactitud dónde están las trampas ocultas en las profundidades de los océanos, por ende, las probabilidades de obtener mejores resultados en las ubicaciones de objetos, barcos varados o personas desaparecidas es mucho más alta en comparación a trampas que son muy difíciles de localizar. Este método de utilización de los datos no se había usado antes, convirtiendo así en una gran opción para los rescatistas", declaró Peacock.

Asimismo, el equipo de investigación demostró la técnica en varios experimentos donde desplegaron boyas y maniquíes en forma de personas en puntos al azar en el océano. En muy pocas horas encontraron los objetos gracias al algoritmo de predicción basado en las condiciones del ambiente.

Los científicos ejecutaron varios sistemas de modelado y predicción, pronosticando el comportamiento de las corrientes del océano; además, el algoritmo TRAPS mientras iba buscando los objetos extraviados, mapeaba los lugares que no estaban registrados por el dispositivo registrando así nuevas posiciones dentro del mar.

Con el desarrollo de un algoritmo para interpretar los flujos del océano utilizando sistemas mucho más avanzados de modelado y predicción, las herramientas marítimas se perfilan para un enfoque más novedoso, dando como resultado mejores aplicaciones durante las operaciones de búsqueda y rescate que combinan los pronósticos meteorológicos y modelos de dinámica oceánica a fin de trazar mejores estrategias de búsqueda y concentrar los esfuerzos de rescatistas en espacios específicos dentro del océano.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-