Robots interactivos, el futuro de la tecnología en el hogar

 12-03-2020
B Amigon

 

   

 

Investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) en colaboración con el Grupo de Robótica Interactiva desarrollaron un sistema de aprendizaje para robots que les permite realizar ciertas acciones con tan sólo haberlas visto. Esta tecnología permitiría tener un robot personalizado capaz de realizar las labores del hogar con las preferencias del usuario.

Egresados del Departamento de Aeronáutica y Astronáutica (AeroAstro) y del Laboratorio de Ciencias Computacionales e Inteligencia Artificial (CSAIL) del MIT crearon el sistema "Planificación con especificaciones inciertas" (PUnS por sus siglas en inglés) permite a los robots aprender acciones al sólo observarlas en humanos y planificar la realización de estas acciones aprendidas para llegar al mismo objetivo.

La idea del sistema PUnS surgió a partir de una problemática común en la robótica: la programación de los robots es específica en todos los aspectos. Con el desarrollo de los investigadores, las unidades tendrán la capacidad de realizar acciones con objetivos específicos, pero la opción de realizarlas en diferentes formas de manera que el robot planifica con direcciones ambiguas, igual a una persona.

"El robot esencialmente está cubriendo sus apuestas en términos de lo que se pretende en una tarea y toma acciones que satisfacen su creencia en lugar de que le demos una especificación clara", explicó Ankit Shah, graduado del Departamento AeroAstro para prensa, "cada fórmula codifica algo diferente, pero cuando el robot considera varias combinaciones de todas las señaladas y trata de satisfacer todo a la vez, termina haciendolo bien eventualmente".

En los experimentos se estableció un conjunto de datos con la información de ocho objetos utilizados para poner en la mesa: una taza, un vaso, una cuchara, un tenedor, un cuchillo, dos platos largos y un plato hondo; con estos, el robot aprendió diferentes configuraciones para ponerlos en la mesa al ver cómo lo hacía una persona. De las más de 20,000 emulaciones por computadora para acomodar la mesa el robot sólo falló 6, en demostraciones reales el robot incluso demostró un comportamiento similar al de las personas.

Se espera realizar futuros experimentos que permitan mayor independencia de los robots: "Por ejemplo, una persona muestra al robot cómo poner la mesa en un solo lugar. La persona dice 'haz lo mismo con los otros lugares' o 'pon el cuchillo antes del cuchillo aquí', queremos desarrollar métodos para que el sistema se adapte naturalmente para obedecer esos comandos de voz, sin necesidad de otras demostraciones", afirma Shah.

Con más experimentos, el futuro donde los robots realicen tareas del hogar se acerca poco a poco. Al tener un sistema como el PUnS desarrollado por investigadores del MIT acerca la posibilidad de personalizar estas acciones para que sean al gusto del usuario sin la necesidad de que éste sepa de ingeniería o programación.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-