Actividades al aire libre se vinculan con la salud mental durante la pandemia

 27-11-2021
Jorge Cerino
   

 

Crédito foto: Pexels

Crédito foto: Pexels

 

La suspensión de clases presenciales debido a la pandemia de Covid-19 y el confinamiento tuvieron un impacto importante en la salud mental de los adolescentes y jóvenes adultos. Según investigaciones de la Universidad Estatal de Ohio, 24.1% de alumnos dieron positivo a pruebas de depresión en agosto de 2020, y 28.3 por ciento en abril de 2021. Sobre esto, un par de investigaciones apuntan a que la disminución de las actividades al aire libre y el uso de parques se relacionó con reducciones en las medidas de salud mental de este sector, durante el primer año de la pandemia de Covid-19.

El primero de los estudios, encontró que el 54% de los estudiantes estadounidenses encuestados redujo el uso de parques durante la pandemia. Además, cerca de dos tercios redujeron las actividades al aire libre, según publicaron los autores de la investigación en la revista Environmental Research. También encontraron una mayor probabilidad de limitar las actividades recreativas al aire libre en aquellos más preocupados por la Covid-19. Igualmente hallaron también una mayor probabilidad de limitar el uso de parque entre estudiantes quienes se identificaron como asiáticos o afroamericanos, en comparación con estudiantes de otras etnias o razas.

Según los investigadores, el sentimiento de angustia fue general entre los encuestados y reducir el uso de parques fue uno de los factores relacionados con niveles más altos de cansancio emocional. Los estudiantes residentes de condados con áreas más grandes de parques nacionales o estatales per cápita tenían probabilidades de reportar niveles más bajos de angustia emocional. De acuerdo a un comunicado de la Universidad Estatal de Carolina del Norte, reducir el uso de parques funcionó como uno de los detonantes más fuertes de angustia emocional. Además, la disponibilidad de parques cerca de donde viven los estudiantes, sobre todo si ellos los visitan, se vincula con resultados de salud mental más positivos.

Publicado en la revista Sustainability, el segundo estudio encontró que conforme los jóvenes disminuyeron en actividades al aire libre por la pandemia, su conexión con la naturaleza hizo lo mismo. Esta medida de comodidad y disfrute del tiempo en la naturaleza para una persona juega un papel importante en su bienestar mental, según los investigadores. Conforme al estudio, 55% de los encuestados informó una reducción de sus actividades en la naturaleza durante la pandemia, y un 64%, la reducción de sus actividades al aire libre.

Además, 34% de los adolescentes reportaron una disminución de su conexión con la naturaleza y el 52% informó una recaiga en su bienestar mental en la pandemia. Los adolescentes y jóvenes adultos residentes de áreas rurales tenían puntuaciones más altas de conexión con la naturaleza. El estudio descubrió una relación entre la fuerza de su conexión con la naturaleza y el impulso de salud mental que los jóvenes obtenían de las actividades al aire libre tanto antes como durante de la pandemia. No obstante, la fuerza de su conexión con la naturaleza jugó un papel menor en su bienestar mental durante el confinamiento, aseguraron los autores del estudio.

Cada vez más estudios apuntan al efecto positivo de la naturaleza tanto en la salud mental como en la física. Un estudio de la Universidad de Louisville encontró una relación entre la salud vascular, los espacios verdes y la contaminación del aire. Según la investigación, vivir en áreas verdes puede ser propicio para la salud vascular, en parte por la exposición atenuada a contaminantes del aire. Otro estudio alemán publicado en la revista Scientific Reports encontró que contar con más árboles a menos de cien metros alrededor de la casa se asocia con niveles de depresión menores.

Las actividades en la naturaleza se vinculan con una buena salud mental durante la pandemia de Covid-19, particularmente en adolescentes y jóvenes adultos. Esto, aunado a las conclusiones de otros estudios, subrayan la importancia de políticas públicas que privilegien el acercar más áreas verdes a los lugares de residencia de la población.




DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS