Cinco datos de la insulina, a 100 años de su descubrimiento

 30-04-2021
A Amigon

 

   

 

Crédito foto: Mykenzie Johnson en Unsplash

Crédito foto: Mykenzie Johnson en Unsplash

 

Según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut) 2018, en México se contabilizan a 16 millones 534 mil 200 personas con diabetes, aunque sólo la mitad conoce su diagnóstico. Cuando el 1% de los casos corresponde a diabetes tipo 1, la cual necesita de insulina en su tratamiento, el diagnóstico oportuno resulta primordial para evitar complicaciones médicas. Por la importancia para el bienestar en el estilo de vida de las personas diabéticas a 100 años de su descubrimiento, aquí 5 datos sobre la insulina.

La insulina es una hormona que permite al cuerpo humano aprovechar la glucosa proveniente de los alimentos, en pacientes diabéticos esta hormona es insuficiente o nula. De ahí que en pacientes diabéticos de tipo 1 con nula insulina deban sustituirla mediante un tratamiento médico.

Fue en 1921 cuando investigadores profundizando en esta terapia descubrieron, su uso en en perros con diabetes descendía los niveles de azúcar en la sangre. Una vez los síntomas de los altos niveles de azucares descendieron, se comenzó a difundir el uso de insulina como un método efectivo en el tratamiento de la diabetes.

"La insulina es crucial para personas que viven con Diabetes tipo 1, como su organismo produce muy poca o nula cantidad, no podrán controlar sus niveles de azúcar en sangre. Con el tiempo, la glucosa se acumula en los vasos sanguíneos y sale por orina, esto puede dañar los ojos, riñones, nervios, corazón y vasos sanguíneos". Según información de Diana E Novelo Alzina, nutrióloga y educadora en diabetes de la Federación Mexicana de Diabetes AC, en un comunicado para NotiPress.

De acuerdo con la Federación Mexicana de Diabetes, en el tratamiento de la diabetes debe tenerse en cuenta la individualidad, pues el tipo y dosis de insulina difiere en cada persona. Debe aclararse existen diferentes tipos de insulina, dependiendo el caso, el tratamiento requerirá de uno o más tipos de insulina en diferentes dosis.

Por un lado se encuentra la insulina basal para el control de glucosa las 24 horas del día, por el otro la insulina de bolo para disminuir la glucosa de las comidas. Comúnmente, medicar ambas hormonas en diferentes dosis y tiempos, busca imitar las funciones que realizaría el páncreas.

Asimismo, las personas con diabetes están sometidas a otras variables que podrían cambiar el tratamiento de persona a persona. Situaciones tales como el momento de desarrollo o crecimiento, el embarazo o lactancia, cambios hormonales, medicamentos nuevos o la edad podrían llevar a estos cambios. De ahí que las dosis no puedan simplemente copiarse o replicarse entre pacientes, aplicar menos o más a lo recomendado acarrearía consecuencias graves en la salud.

Debido a la importancia para regular el nivel de azúcar en el cuerpo y evitar mayores complicaciones de salud, la insulina es un elemento valioso. A 100 años de su descubrimiento, el uso en el tratamiento de la diabetes permite un estilo de vida saludable. "La calidad de vida de una persona debidamente tratada es tan normal como la de una persona sin diabetes", afirmó la nutriólogo Novelo.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS