Cómo afectaron los sanitizantes al medioambiente y al ser humano tras pandemia

 21-06-2022
Fernanda Martínez
   

 

Crédito foto: Alan Cortés (NotiPress/Composición)

Crédito foto: Alan Cortés (NotiPress/Composición)

 

Los productos domésticos actualmente contribuyen a la contaminación del aire de igual mediad que el sector del transporte, según un estudio de la Universidad de Colorado en Boulder. Además, estos productos sanitizantes pueden afectar el organismo de las personas al contener altos niveles de toxicidad, de acuerdo con Joel Fragoso, director de planta en Éviter.

En una entrevista a NotiPress, Fragoso, ingeniero en nanotecnología, comentó que entre los consumidores existe un desconocimiento sobre los riesgos del uso de sanitizantes. En este sentido, el cloro, alcohol, aerosoles, entre otros, son cancerígenos, tóxicos, corrosivos y/o volátiles. Sin embargo, durante la pandemia derivada por la Covid-19, las personas empezaron a utilizarlos de forma más frecuente.

Según explicó el directivo, los sanitizantes afectan a las personas porque no son selectivos y atacan células tanto buenas como malas. "El cloro es muy tóxico, al desprender gases continuamente, se evapora a temperatura ambiente. Al inhalarlos se puede sentir ardor o resequedad, lo que indica un ataque a células buenas", explicó el ingeniero.

Por su parte, el alcohol libera gases en menor medida y debido a que es volátil , el efecto no es duradero pues se evapora en cuestión de segundos, y puede causar resequedad en la piel. Igualmente, el ingeniero señaló, los aerosoles, como el Lysol, no solo afectan al medio ambiente, sino que son altamente cancerígenos y generan resistencia bacteriana.

Respecto a ello, Fragaso dio consejos para saber el tipo de sanitizantes que se deben de emplear para reducir el impacto ambiental y cuidar la salud del usuario. Lo primero fue, no basarse en la relación precio-calidad de un producto, ya que, no se toman en cuenta los efectos colaterales a largo plazo. Asimismo, indicó la importancia de usar productos con nanotecnología para asegurar calidad en el sanitizante, como es el caso de los productos de Éviter.

Bajo ese contexto, puntualizó que no todos los productos que dicen usar nanotecnología la utilizan. Por ello, los consumidores deben de investigar los componentes para conocer su historial. Igualmente, se debe de buscar cuánto tiempo ha estado el producto en el mercado para asegurarse de la existencia de la nanotecnología.

Particularmente, Éviter utiliza nano biotecnología en sus productos, es decir, utiliza lo más reciente en innovación: una molécula nanoparticulada, que por su escala de acción es más eficiente en la eliminación de microrganismos. Asimismo, es más durable a nivel de macroprotección, pues genera un efecto barrera para el individuo en el uso continuo de los productos sanitizantes, brindando así un ambiente de seguridad. Además, aplica la biotecnología al contener elementos de origen natural. Cuenta con patente en 100 países y ha sido aprobado por los laboratorios Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) y del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

Entre los factores diferenciales de los sanitizantes, de acuerdo con Fragoso, es que no dañan a las células vivas y es 100 por ciento biodegradable. Además, no genera resistencia a microorganismos, son hipoalergénicos y no emplea exceso de agua. La producción de sanitizantes amigables con el medioambiente y el cuerpo humano se dio por la ingeniera Gabriela León. Según contó el directivo, la ingeniera buscaba fabricar un producto que no dañara las células vivas y después de años de investigación se crearon las nano-biomoléculas.




DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS