Cómo las pruebas rápidas para detectar Covid-19 ayudarían a combatir la pandemia

 04-04-2021
Antonio Moreno

 

   

 

Crédito foto: Mika Baumeister en Unsplash

Crédito foto: Mika Baumeister en Unsplash

 

El uso de pruebas rápidas para detectar la Covid-19 ayudaría a combatir la pandemia al mantener un control específico sobre los contagios, según expertos. Incluso durante una nueva ola, la combinación estratégica de pruebas rápidas y vacunaciones puede disminuir los casos de transmisión y evitar el cierre de negocios y escuelas. Ello, debido a que gran parte de los contagios suceden porque "cualquier persona puede estar expuesta al virus y no darse cuenta hasta después de que se han vuelto infecciosos".

Michael Mina, profesor asistente de epidemiología, durante el año 2020 pidió a los reguladores federales aprobar las pruebas rápidas de antígeno para detectar Covid-19. Con el argumento de que el uso generalizado y frecuente del diagnóstico tiene el potencial de detener los brotes a tiempo y mantener el número de casos a la baja. Así, la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) decidió aprobar pruebas para detectar SARS-CoV-2 económicas de venta libre y sin necesidad de receta médica.

Los resultados de la prueba están disponibles dentro de 10 minutos y también sirven para detectar la infección de Covid-19 durante cerca de 10 días, lapso de alta probabilidad de contagio. Con esta herramienta, las personas pueden saber si están contagiadas de coronavirus aún cuando no presenten síntomas. "Sabemos que las pruebas con resultados rápidos son críticas porque cualquier persona puede estar expuesta a este virus y no darse cuenta hasta después de que se hayan vuelto infecciosas", indicó Mina.

Asimismo, ante la reducción de medidas para evitar la propagación del virus en varios estados estadounidenses, expertos y autoridades recomiendan mantener con las precauciones necesarias. Rochelle Walensky, directora de Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), indicó, relajar prematuramente las restricciones puede ser grave. Aunado a ello, la propagación de una variante más contagiosa amenaza con conducir a una tercera ola, similar a la que ya está en marcha en Europa, según Walensky.

Por su parte, Mina indicó, en caso de otra ola de contagios, la vacunación de los más vulnerables en conjunto con la toma de pruebas rápidas ayudaría a sofocar los brotes. Ello ayudaría a evitar el cierre de escuelas y negocios, e incluso permitiría a la sociedad funcionar cerca de lo normal y evitar colapsar los sistemas de salud. "Eso significa que cuando un brote comienza en una escuela o un asilo de ancianos o donde sea en el futuro, no tenemos que cerrar las cosas", agregó.

Con la detección de la Covid-19 por medio de pruebas rápidas, la pandemia no obligaría a nuevos confinamientos o el colapso de hospitales, acorde a Mina. Además, los contagios del próximo otoño e invierno serían mucho menores y no golpearía tan severamente como el año pasado.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS