Tomar descansos breves puede ayudar al cerebro a aprender nuevas habilidades

 10-06-2021
Ali Figueroa

 

   

 

Crédito foto: Vlada Karpovich en Pexels

Crédito foto: Vlada Karpovich en Pexels

 

Científicos del Instituto Nacional de Desórdenes Neurológicos y Derrame Cerebral (NIH, por sus siglas en inglés), descubrieron que el cerebro asegura memorias obtenidas recientemente cuando se encuentra en reposo durante intervalos cortos. Asimismo, en este tiempo se ha podido observar una mayor presencia de memoria a largo plazo, aplicable en escenarios prácticos. En ese sentido indicaron, tomar descansos breves puede ayudar al cerebro para el aprendizaje de nuevas habilidades.

De acuerdo un artículo de la revista digital Current Biology, realizado por Marlene Bönstrup, especialista del Departamento de Neurología en la Universidad Centro Médico de Hamburgo, y Leonardo G. Cohen, investigador de NIH, la consolidación de la memoria es clave en el aprendizaje y refinamiento de habilidades. Este proceso ocurre cuando una memoria a corto plazo se convierte en una a largo plazo, y permite que los aprendizajes perduren y sean aplicados por las personas. Según los especialistas, existen una serie de factores cerebrales y del entorno que pueden llevar a interferencia en la consolidación, tales como distracciones y lesiones. No obstante, nuevas investigaciones apuntan, la consolidación de la memoria y su aplicación en las habilidades adquiridas es más eficiente cuando el cerebro toma descansos breves.

El estudio de NIH, a cargo del investigador Cohen, realizó investigaciones con 33 pacientes en estado saludable, diestros, y sin comorbilidades. Las actividades seleccionadas para los pacientes consistieron en aprender nuevas habilidades, desde tocar el piano, hasta resolver problemas de matemáticas y programar. Además de aprender estas habilidades, los pacientes realizaron pausas para poner su cerebro en reposo, con objeto de atravesar un proceso que científicos denominan modo de procesamiento cerebral offline.

Según los científicos Bönstrup y Cohen, los resultados apuntaron a que los pacientes expuestos a ciclos de descansos breves entre cada aprendizaje pudieron aprender hasta 20 veces más rápido. Tales conocimientos dieron resultados positivos en la aplicación de las habilidades recién aprendidas, incluso días después de las pruebas. Para llagar a los resultados fue necesario utilizar tecnología de encefalogramas durante los periodos de descanso, agregó la publicación de NIH, con objeto de observar las regiones activas del cerebro. Pese a los resultados favorables, con mejor consolidación de la memoria, el ejercicio de descansar por intervalos tuvo que ser realizado al menos 11 veces para observar los cambios, agregaron

Ante las observaciones sobre el efecto de descansos breves para la memoria y desarrollo de nuevas habilidades, científicos de la Universidad de Maryland (UMBC) indicaron que tiene un efecto especial en niños de escolaridad primaria. Esto se debe principalmente al beneficio que tiene sobre su atención y proceso de aprendizaje, agregó la académica Karrie E. Godwin. Según el estudio de UMBC, las nuevas habilidades tuvieron un mejor desarrollo con clases más cortas entre descansos breves y frecuentes.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS