Control de enfermedades crónicas no transmisibles sigue siendo un reto para México

 20-01-2022
Patricia Manero
   

 

Crédito foto: Alan Cortés (NotiPress)

Crédito foto: Alan Cortés (NotiPress)

 

La atención y control de las enfermedades crónicas no transmisibles sigue siendo un reto para el sistema de salud en México y en el mundo, indicó Valney Suzuki, director general de Novo Nordisk. En este sentido, condiciones como diabetes, hipertensión y obesidad continúan con altos índices de morbilidad y mortalidad acentuado por la alta posibilidad de contagio por Covid-19.

Datos de la Federación Internacional de Diabetes (IDF, por sus siglas en inglés) sugieren, 14 millones de adultos en México viven con diabetes, un aumento del 10% desde 2020. Otros 11 millones de adultos en el país tienen alteración de la tolerancia a la glucosa (ATG), presentando alto riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Asimismo, el gasto sanitario relacionado con la diabetes en México ha alcanzado los 20 mil millones de dólares, situándolo entre los 10 países o territorios con mayor gasto sanitario total.

Por otra parte, la obesidad es otra de las enfermedades crónicas no transmisibles que impacta directamente al gasto en salud. La Federación Mundial de Obesidad (WOF) en conjunto con el Research Triangle Institute (RTI) estiman, la obesidad en México tuvo un impacto económico en 2019 de 2.1% del Producto Interno Bruto (PIB). Asimismo, se proyecta que este costo podría elevarse a 4.67% del PIB para 2060 si no se toman medidas urgentes en todos los niveles de la sociedad.

Según estimaciones del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), el porcentaje de adultos de 20 años y más con sobrepeso y obesidad fue de 75.2 por ciento (39.1% sobrepeso y 36.1% obesidad). De igual forma, la WOF y RTI estiman, el porcentaje de personas con obesidad seguirá aumentando. Según expertos, para 2050 el 88 por ciento de la población en México tendrá estas condiciones en algún grado.

De las muertes por Covid-19 reportadas a febrero de 2021, las enfermedades crónicas no transmisibles cobraron protagonismo. Bajo esta línea, 45% padecían hipertensión, 22.38% presentaban algún grado de obesidad y 37.66% vivían con diabetes. Siete de cada 10 defunciones presentaron al menos una comorbilidad, lo que ilustra claramente la difícil y desafiante situación que enfrenta México, según datos del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Ante esta coyuntura, Suzuki presentó vía conferencia de prensa las perspectivas 2022 para la compañía global enfocada en el cuidado de la salud en México. El directivo resaltó el compromiso de la farmacéutica danesa por la innovación en el abordaje de las enfermedades crónicas no trasmisibles. "Nuestro compromiso sigue siendo el colaborar para facilitar el acceso de las mejores alternativas terapéuticas que tengan un impacto positivo en la calidad de vida de las personas con enfermedades crónicas serias", señaló Suzuki en un comunicado enviado a NotiPress.

El doctor y especialista Mike Vivas, director médico para Novo Nordisk México, compartió, son muchas las personas con diabetes tipo 2 que no alcanzan los niveles objetivo de azúcar en sangre. Esto pone en evidencia la necesidad de aportar soluciones nuevas y más eficaces para controlar de mejor manera la diabetes y otras enfermedades crónicas no transmisibles. Entre las innovaciones que traerá 2022 en materia de salud al mercado mexicano destaca la semaglutida oral, tratamiento revolucionario para el manejo de la diabetes.

Para cerrar las perspectivas 2022, se presentó Gra-DUAL, programa para becarios que ofrece la oportunidad de tener prácticas profesionales dentro del sector de consumo y farmacéutico al servicio del cuidado de la salud. "Gra-DUAL permitirá que nuestros becarios extraigan lo mejor de dos mundos, enriqueciéndose de los líderes internacionales que trabajan en ambas compañías, conocer los procesos y lo más importante, aumentando sus posibilidades de ser contratados en el mercado laboral", señaló Adriana Orozco, directora de recursos humanos de Novo Nordisk.

Sin lugar a dudas, la atención y el control de las enfermedades crónicas no transmisibles como la diabetes o la obesidad siguen siendo un reto importante para México y el mundo. Bajo esta lógica, tanto el sector público como el privado, deberán unir fuerzas para combatir el alto índice de morbilidad de estas condiciones.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS