Home office puede causar más agotamiento mental y físico que trabajar en oficina

 29-05-2020
Patricia Manero
   

 

Crédito foto: Cortesía

Crédito foto: Cortesía

 

Trabajar desde casa fue una de las medidas de prevención alrededor del mundo para mitigar los contagios de Covid-19. En este sentido, el conocido home office está siendo un reto para los empleados en materia de desgaste profesional y exceso de estrés, provocando más agotamiento mental y físico que si el trabajo se llevara a cabo en una oficina. NotiPress consultó a la psicóloga Fabiola Lozada, docente de la escuela de psicología en CETYS Universidad campus Mexicali, en función de profundizar sobre esta problemática.

La migración al home office obligó a adaptar la casa como espacio de trabajo, compartiendo áreas de trabajo con la familia, pareja o hijos; esto en ocasiones puede causar problemas, desde técnicos como tener una mala conexión a Internet por todos los dispositivos conectados al mismo tiempo, hasta afectar a la dinámica familiar. "Tenemos que gestionar tiempos, organizar nuestros espacios porque podemos caer en la intolerancia, inflexibilidad. Si una familia tiene comunicación, se podrían hacer acuerdos y no tendría por qué afectar el home office", explicó la especialista.

Asimismo, la situación de confinamiento que está viviendo el mundo transformó la manera de gestionar el trabajo a distancia. Ahora, los empleados no necesitan tiempo para desplazarse hacia sus lugares de empleo y de regreso y tienen la posibilidad de estar conectados la mayor parte del día. Según Lozada, la imposibilidad de salir y justificar cualquier falta, así como las jornadas "interminables" de trabajo ocasionan la saturación de los trabajadores, presentando síntomas de agotamiento y malestar.

"Cuando un individuo presenta una situación de colitis, gastritis o sinusitis nos habla de estados inflamatorios porque ya no hay un estado de salud y bienestar en su cuerpo, muchas veces el origen es la parte emocional, el mal manejo de las emociones" mencionó la doctora, "Se necesitan buenos hábitos: de sueño, alimentación y ejercicio".

Según la experta, es indispensable poner límites respecto a las horas de trabajo, es decir, estipular cuánto tiempo se estará conectado, determinar el uso del celular y establecer horarios muy claros. "Si tomamos de ejemplo la cultura laboral judía, no se trabaja más de seis horas, pero dentro de horario de trabajo no existe eso de tomar el café con los compañeros, platicar o andar en redes sociales, por lo tanto, el trabajo se vuelve más eficiente y rápido".

Lozada indica, es igual de importante tomar ratos de descanso para equilibrar las funciones del cuerpo. Hacer consciente la respiración, realizar ejercicios de estiramiento y ser coherente con los objetivos es necesario para lograr un estilo de vida sano. "Como analogía, el cuerpo humano es como una computadora. Entre más tiempo la uses al día, más energía va a necesitar. Por ejemplo, cuando usamos el celular o la computadora moderadamente, dicho aparato se cargará una vez al día. No obstante, si se está utilizando todo el día, necesitará dos o tres cargas para ser funcional. Lo mismo con el cuerpo humano".

El home office puede causar más agotamiento mental y físico que trabajar en oficina. No obstante, para aligerar la carga es necesario establecer límites y horarios para lograr un equilibrio entre vida laboral y personal ahora que el trabajo remoto se volvió una realidad.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS