Un robot asistente en salud que atiende pacientes en casa

 13-10-2019
B Amigon

 

   

 

La innovación tecnológica en años recientes ha tenido especial impacto en el campo de la medicina; mejoras en la detección, diagnóstico y tratamiento es su evolución. Con ello también se busca constantemente la mejora en la atención al paciente, sobre todo aquellos con enfermedades crónicas. Para ellos Mabu, es un robot de compañía para pacientes.

Mabu es un robot con inteligencia artificial (IA) que tiene como fin ser un medio entre el paciente y el doctor al dar compañía y cuidado a cada usuario. Mediante recordatorios, conversaciones casuales e información sobre la enfermedad el robot hace más fácil y llevadero el seguimiento de una condición médica.

El uso de IA en los robots tiene como finalidad aprender de cada paciente, a través de las conversaciones casuales, creadas a partir de diversos estudios psicológicos, Manu aprende las respuestas de los usuarios para mejorar su atención y especializarse.

Catalia Heatlth es la compañía responsable por el desarrollo de este dispositivo de acompañamiento, en colaboración con Kaiser Permanente y otras compañías farmaceúticas o médicas para su producción. Catalia es una empresa que busca el desarrollo de tecnología para diferentes poblaciones de pacientes con los más recientes estudios en psicología, IA y cada rama de la medicina.

"En un entorno clínico, si hablamos de un médico con buenos modales, si hablamos de un médico con buena atención al paciente, no nos referimos a que él o ella tenga más conocimiento clínico que la otra persona, sólo queremos decir que son mejores para conectarse con sus pacientes", dijo Cody Kidd, CEO y fundador de Catalia, "He investigado a la psicología detrás de ello —lo que hace posible hacer eso—, y convertirlo en los algoritmos que usamos para ayudar a crear conversaciones con los pacientes".

Una de las principales razones para la creación de Mabu es que los pacientes con enfermedades crónicas empeoran en su estado: La falta de seguimiento de un tratamiento o dejarlo por completo.

Estudios realizados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) demuestran que el incumplimiento del tratamiento a largo plazo de enfermedades crónicas es un problema mundial el cual aumenta cada vez. En países desarrollados la observancia de estos tratamientos es sólo del 50%; casos específicos de ciertas enfermedades demuestran lo mismo: Pacientes que cumplen con su tratamiento son del 40 al 70% en depresión, 51% en hipertensión arterial, 28% en asma, según información de Estados Unidos, se espera las cifras disminuyan en países en desarrollo.

Con ayuda de Mabu y otros robots o aplicaciones parecidos a él puede ser posible evitar que los pacientes dejen el tratamiento y mejoren su condición clínica con ello, lo que llevaría a vidas más felices.