Presentan decálogo de mejores prácticas en contratación de jóvenes

 12-08-2020
Sergio F Cara

 

   

 

En el Día Internacional de la Juventud, la Alianza Jóvenes con Trabajo Digno presentó en conferencia de prensa el "Decálogo de buenas prácticas de inclusión laboral orientadas a jóvenes", una iniciativa dirigida a empresas públicas y privadas. El llamado de la Alianza surge en un contexto de crisis por la emergencia sanitaria y el impacto en la economía global. Andrea Méndez, directora general de Forge México presentó el manual de buenas prácticas y dijo, "es una herramienta para mejorar las prácticas de contribución".

La propuesta en 10 puntos

Asumir compromiso público bajo el principio de no discriminación. Presentar las acciones verificables para erradicar la discriminación en los centros de trabajo e incluir acciones específicas para jóvenes y mujeres. Tener la leyenda de inclusión, diversidad e igualdad de oportunidades en oficinas de recursos humanos y sitios web de la organización.

Selección únicamente con base en el perfil del puesto. Garantizar que la selección se realice con base en el potencial, la experiencia y las habilidades del aspirante para desempeñar el puesto de trabajo ofertado desde el inicio.

Evitar hacer diferencias subjetivas. Solicitar curriculum vitae sin fotografía y seleccionar sin hacer diferencias por edad, género, lugar de nacimiento, lugar de residencia, apariencia física, etnia u otras condiciones que aludan a diferencias subjetivas o que afecten la dignididad de las personas.

Respetar la esfera privada de los aspirantes. Evitar preguntas sobre datos sensibles en las entrevistas y formularios de solicitud, tales como la condición de salud, la orientación o preferencia sexual, religión, estado civil, uso de tatuajes, y cualquier información que no sea relevante para el perfil de trabajo. Evitar solicitar la carta de antecedentes no penales.

Solicitar la información médica indispensable. Solicitar información médica o de condiciones de salud solo después de la contratación, evitando pedir pruebas de embarazo o VIH. Las pruebas de consumo de drogas, de alcohol, o de confianza (polígrafo), solamente son aceptables cuando sean indispensables por el perfil del puesto.

Dar información completa del proceso de selección. Desde el inicio informar los casos del proceso de reclutamiento, obtenidos en cada paso. Informar a los solicitantes cuando no han sido seleccionado, dándoles retroalimentación que les ayude en el futuro.

Tener acciones afirmativas para mujeres. Posibilitar condiciones que favorezcan la inclusión laboral de mujeres, entre ellas: jornada compatible con la familia y escuelas, espacios de lactancia, acceso a centros de cuidado infantil y preferencia de contratación cuando sea factible.

Asimismo, tener acciones afirmativas para jóvenes. Ofrecer jornadas de trabajo compatibles con estudios, incluyendo empleos de medio tiempo, prácticas laborales y planes de capacitación continua, formas de aprendizaje, posibilidades de crecimiento y desarrollo profesional.

Favorecer la accesibilidad y fomentar la diversidad. Favorecer las condiciones de accesibilidad para la inserción laboral de personas con capacidades diferentes y de otras vulnerabilidades, y fomentar la diversidad en términos de género, etnia, orientación sexual, religión, lugar de procedencia, entre otras.

Cumplir derechos laborales. Cumplir totalmente las normas laborales de derecho de trabajo digno, incluyendo: a trabajo igual, salario igual sin distinción entre hombres y mujeres o entre jóvenes y no jóvenes. Remuneración suficiente para quien trabaja, para su familia (no al menor costo de la canasta básica). Afiliación al seguro social. Jornadas de trabajo de 48 horas a la semana con un día de descanso, vacaciones y paga de horas extra. Seguridad e higiene en el trabajo. Acceso a formación y capacitación continua. Libertad de afiliación sindical y negociación colectiva. Normas oficiales como la NMX 025 (en igualdad laboral y no discriminación), NOM 035 (factores de riesgo psicosocial en el trabajo, entre otras).

Por su parte, Méndez explicó, "este decálogo tiene como propósito impulsar la contratación equitativa de jóvenes, principalmente de quienes presentan más desventajas. Es una herramienta de inclusión basada en el enfoque de derechos, en especial a la no discriminación y el derecho a un trabajo digno". Hizo hincapié que pese a las dificultades económicas, cerrar las oportunidades a los jóvenes no solo compromete el futuro, sino el presente de México, su competitividad, cohesión social y seguridad.

Durante la presentación del decálogo, la periodista Gabriela Warketin puso la pregunta sobre la mesa ¿cómo estamos formando a los jóvenes?. Luego reflexionó en el Día Internacional de la Juventud sobre las complejidades en tiempos de pandemia y agregó "hoy la incertidumbre va a ser el dna del mundo en el que nos encontramos". Los especialistas coincidieron sobre la problemática donde se visualiza una vulnerabilidad hacia los más jóvenes, generalmente considerados los primeros en prescindir en un empleo o sufrir una degradación en las condiciones laborales. El decálogo de mejores prácticas en contratación de jóvenes, iniciativa impulsada y liderada por Forge México, llama al sector privado y público a unirse con el propósito de mejorar las oportunidades de cara a los jóvenes. Las empresas o instituciones interesadas pueden registrarse para sumarse al decálogo en el sitio web de la Alianza www.jovenescontrabajodigno.mx

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-