Senado mexicano pospone ratificar regulación de cannabis; señala inconstitucionalidad

 21-12-2021
Jorge Cerino
   

 

Crédito foto: Sergio Cara (NotiPress)

Crédito foto: Sergio Cara (NotiPress)

 

A través de su Comisión permanente, el Senado de México pospuso la ratificación de la Ley federal para la regulación del cannabis (LFRC). Los senadores argumentaron haber encontrado puntos de la ley que contravienen a la Constitución política de México. Dicho aplazamiento pospondrá la discusión del uso lúdico de la marihuana hasta concluir el período de receso de la cámara legislativa el 31 de enero 2022.

Integrantes de la comisión permanente encontraron 17 inconsistencias en la LFRC, por lo que se suspendió la ratificación de la ley donde se contempla, entre otros aspectos, el consumo lúdico del cannabis. Igualmente se señaló la contradicción de nombrar a la Comisión nacional contra las adicciones (Conadic) como órgano rector del Instituto mexicano del cannabis. Esto debido a las atribuciones de la Conadic como institución a la prevención, concientización y combate de las adicciones y una posible estigmatización de los consumidores en consecuencia.

Esto implica que los consumidores y potenciales comercializadores aún deben recurrir en función a lo establecido con anterioridad por la Suprema corte de justicia de la nación (SCJN). Es decir, deben recurrir a solicitar un amparo para su uso lúdico o, por ejemplo, para su comercialización en forma de suplementos alimenticios.

La LFRC, como se presentó a la Cámara de senadores, reconoce el derecho de las personas mayores de 18 años a consumir cannabis psicoactivo, sin afectar a terceros. También permitiría la posesión de hasta 28 gramos de marihuana y tener hasta seis plantas en casa para consumo personal, u ocho en caso de haber dos consumidores en un mismo hogar. La ley también contempla la creación de sociedades de cultivo, con hasta cuatro plantas por cada miembro, con un máximo de cincuenta de ellas. Igualmente despenalizaría el uso lúdico, así como la producción con fines de investigación y el cultivo de cáñamo con fines industriales.

Respecto a las restricciones plasmadas en la versión propuesta de la LFRC, estaría prohibido el consumo de cannabis durante las actividades laborales remuneradas. Igualmente no sería posible su uso en lugares públicos, como escuelas, ya sean públicas o privadas, y también prohibiría el consumo del cannabis en menores de edad. Tampoco se permitiría la venta de marihuana en máquinas expendedoras o por correo, teléfono o bien, por internet. Igualmente sería ilegal todo tipo de actos de promoción y propaganda relacionados con el consumo de cannabis.

Actualmente los sectores económicos se mantienen a la expectativa de la emisión de regulaciones para el mercado del cannabis en México. En este sentido, la falta de regulaciones claras, en particular, la diferencia entre la legalidad del cannabis a nivel estatal y federal en Estados Unidos, ha causado inconvenientes a los comerciantes. En particular, se han visto en la necesidad de recurrir al uso de criptomonedas ante la negativa de algunos bancos tradicionales para involucrarse con dinero proveniente de la industria del cannabis.

Para evitar situaciones de este tipo, la regulación del cannabis en México debe hacerse considerando todos las posibles inconstitucionalidades de los artículos que forman la LFRC. De esta forma, tras su ratificación final en el senado, será posible dar a empresarios y consumidores un piso parejo de legalidad para el uso del cannabis, desde lo recreativo hasta lo medicinal.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS