Claves en la detección y tratamiento oportuno de cáncer infantil

 15-02-2022
Gustavo Torres
   

 

Crédito foto: Freepik

Crédito foto: Freepik

 

El cáncer es una de las principales causas de muerte de niños y adolescentes en todo el mundo. De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), cada año, más de 400 mil niños son diagnosticados con cáncer en todo el mundo. Así, cada 15 de febrero se conmemora el Día Internacional del Cáncer Infantil para crear conciencia sobre esta enfermedad y expresar apoyo a niños, niñas y adolescentes con cáncer, así como a sus familias.

Según cifras del Centro Nacional para la Salud de la Infancia y la Adolescencia, en México se trata de la primera causa de muerte por enfermedad en niños de entre cinco y 14 años. Asimismo, con una detección oportuna y un tratamiento adecuado, al menos siete de cada diez niños con cáncer pueden obtener una supervivencia prolongada, que casi siempre significa la curación. La oncóloga pediatra Aurora Medina Sanson expuso a NotiPress, a través de un comunicado de la plataforma de salud Doctoralia, las características, manifestaciones y tratamientos del cáncer infantil.

Aunque en la mayoría de los casos no es posible identificar las causas del cáncer en la niñez, hay factores que pueden predisponer a padecerlo, como algunas enfermedades genéticas. Entre estas destacan el síndrome de Down, la neurofibromatosis y las inmunodeficiencias congénitas. De acuerdo con Medina, los síntomas que pueden despertar sospechas de cáncer infantil son perdida de peso fatiga y palidez progresiva. Además de dolor de cabeza, con intensidad aumentada gradualmente, en caso de tumores cerebrales. Otro indicador es cuando el médico localiza crecimientos ganglionares con características relacionadas con tamaño, localización, velocidad de crecimiento y otros síntomas.

"A lo largo del tratamiento, el paciente puede tener limitaciones temporales, que le impiden asistir a la escuela o estar en lugares muy concurridos. Pero también pueden presentarse secuelas, por ejemplo, un tumor cerebral podría afectar de manera permanente las funciones cognitivas o motoras, mientras que un tumor de hueso podría dificultar o imposibilitar la marcha", indica el comunicado.

Será de gran ayuda durante el tratamiento la administración de algunas vacunas, como la de la influenza. Además de que padres o tutores alimenten sanamente al menor, evitando exceso de azúcares y alimentos procesados. Desde Doctoralia recomiendan acompañar el tratamiento de cáncer infantil con psicoterapia, no solo para el paciente, sino para la familia. Este puede contribuir a una mejor aceptación de la enfermedad y mejorar el apego al tratamiento.




DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS