Combatir la obesidad y tener un peso adecuado son factores para prevenir enfermedades

 08-06-2021
Paloma Takahashi

 

   

 

Crédito foto: Freepik

Crédito foto: Freepik

 

Un estudio realizado por la empresa Ipsos, dedicada a la investigación de mercados, reveló que durante la pandemia por coronavirus los mexicanos aumentaron de peso en promedio 8,5 kilos. En 2018 datos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT), develaron en México el 75.2 por ciento de la población adulta sufre de obesidad y sobrepeso. Los resultados de ambas muestras reflejan que los hábitos alimenticios del mexicano promedio son poco saludables.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la obesidad y el sobrepeso son una acumulación excesiva de grasa en el cuerpo y esta puede ser perjudicial para la salud. Para detectar el exceso de grasa en el cuerpo existe el índice de masa corporal (IMC), indicador que sirve para identificar el sobrepeso. Este se calcula al dividir el peso de una persona en kilos por el cuadrado de su talla en metros. De la obesidad pueden derivar otro tipo de padecimientos como: hipertensión, diabetes tipo 2, enfermedades cardiovasculares y cáncer de hígado, riñón, entre otros.

En el Novo Nordisk Leaders Summit (NNLS) 2021, especialistas de todo el mundo compartieron con la comunidad médica mexicana nuevos abordajes para el tratamiento de la obesidad y diabetes tipo 2. Para la prevención de las enfermedades crónicas relacionadas con la obesidad, lo primero que el paciente debe hacer es perder peso, bajo la supervisión de su médico. Así lo expresó el doctor Robert Kushner, director médico del Centro de Medicina del Estilo de Vida de Northwestern Medicine, Chicago dijo en un comunicado para NotiPress.

Ante ello, el doctor Gary Lewis, profesor del Departamento de Medicina y del Departamento de Fisiología de la Universidad de Toronto, comentó: "con los medicamentos más nuevos, como los agonistas del receptor de GLP-1, más dieta y ejercicio, estamos logrando entre un 10% y 15% de reducción de peso corporal. Esto ha representado un parteaguas en el tratamiento de la obesidad y la diabetes tipo 2, ya que da al blanco en aspectos clave como el control de la glucosa, la reducción del peso corporal y del riesgo cardiovascular".

De igual forma, el dr Kushner mencionó, la pérdida de peso debe ser un incentivo para la buena salud y no por estética. A lo que agregó: "Diferentes estudios han demostrado que cualquier pérdida de peso tiende a mejorar la salud del paciente con diabetes tipo 2....la reducción de 2% a 3% del peso corporal mejora el control de la glucosa, un 5% de reducción de peso disminuye los niveles de lípidos en sangre y la presión arterial, y la pérdida de 10% de peso mejora la incontinencia urinaria y la apnea del sueño".

Para tener un peso ideal, es importante contar con una dieta balanceada. El ejercicio también es un componente que ayuda a la reducción de talla y peso, y evita la obesidad. Los hábitos pueden ser una determinante en el aumento de peso, por eso es importante acudir al médico si este se presenta.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS