Las ventajas de usar sillas ergonómicas en los tiempos de home office

 12-01-2022
Fernanda Martínez

 

   

 

Crédito foto: Cortesía de Herman Miller

Crédito foto: Cortesía de Herman Miller

 

El regreso al home office es una fuerte posibilidad considerando el incremento de casos de Covid-19 a causa de la variante ómicron. Sin embargo los trabajadores necesitan un ambiente adecuado y herramientas optimas para realizar sus actividades laborales. Los equipos laborales suelen estar muchas horas sentados trabajando frente a una computadora, generando dolor de espalda. Porque, a diferencia de lo que se cree, el estar sentado no es simplemente reposo. Una mala postura puede llegar a provocar micro traumatismos dorsales dolorosos y para evitarlos, es necesario disponer de una silla ergonómica correcta la cual se adapte y amolde a la espalda.

Una postura en una silla ergonómica es muy importante para la salud y, por consiguiente, para el rendimiento en el trabajo. Según un comunicado de la empresa mobiliaria Herman Miller consultado por NotiPress, el 85% de las personas que trabajan largas jornadas sentadas llegan a sufrir serios problemas de espalda. Los problemas más comunes son síndrome de túnel carpiano, dolor de cuello y espalda, jaquecas constantes y otros problemas de salud.

Ante ello Herman Miller comentó a NotiPress algunas ventajas de usar sillas ergonómicas para evitar los problemas durante el home office. Gracias a sus múltiples diseños, permiten mediante un mecanismo, ajustar el respaldo a las necesidades de cada momento. Así como fijarlo según la postura deseada, de forma que la "S" formada naturalmente por la columna vertebral esté siempre recogida y apoyada para evitar sobrecargarla. También proporcionan facilidad de movimiento y permiten sentarse dinámicamente, es decir, de diferentes maneras para no estar en la misma posición durante horas. Cambiar frecuentemente de posición, evita la presión lateral negativa de los discos intervertebrales y el cansancio.

Por otro lado, la altura se puede regular para que los pies estén siempre en completo contacto con el suelo y formen un ángulo de 90º, de esa forma las piernas se sobrecargan menos. Otra buena opción son los reposapiés, gracias a que permiten tener pies apoyados en posición de descanso. Otra característica de la silla ergonómica, son los brazos ajustables en altura y ángulo para adaptarse a la medida del usuario perfectamente. Los materiales usados en las sillas ergonómicas, al estar en contacto con el cuerpo humano, deben de ser transpirables, pero a la vez resistentes, pues tendrán mucho uso.

La gran variedad de silla ergonómicas en el mercado puede adaptarse a las necesidades y gustos de cada persona. Al usar uno de estos tipos de sillas durante el home office, los problemas de espalda se verán disminuidos. Considerar el cuidarse no es solo una opción, es también una excelente inversión para evitar malestares en el futuro.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS