¿Hay alternativas de financiamiento empresarial para evitar altas tasas de interés?

 25-05-2022
Gustavo Torres
   

 

Crédito foto: Alan Cortés (NotiPress)

Crédito foto: Alan Cortés (NotiPress)

 

A raíz de la pandemia por Covid-19 y sus restricciones, muchas compañías se enfrentaron al reto de cómo mantener sus operaciones sin tanto riesgo financiero. Se suman ahora las altas tasas de intereses bancarios, por ello se deberían de analizar las diferentes opciones de financiamiento. Dándole prioridad a la más accesible, con menos restricciones y sea más redituable.

En entrevista para NotiPress, Edmundo Montaño, director de la financiera Drip Capital en México, explicó, a nivel global, inició una fuerte recesión y algunas de las implicaciones para las empresas es la inflación. "Los costos desde materias primas hasta productos ya terminados van a empezar a aumentar aceleradamente. De la mano con esto, una de las palancas que siempre tienen los bancos centrales, es aumentar las tasas de interés", recalcó.

Lo que esto implica para las empresas es que al aumentar estas tasas, la deuda se hace más cara y por ende el acceso a un financiamiento también lo es. El tipo de financiamiento más tradicional es un crédito bancario y básicamente funciona igual a pedir un préstamo. Montaño explicó este modelo presenta una serie de limitantes o restricciones para acceder a él:

  • Ser dueño de un colateral para garantizar la deuda.
  • Cualquier financiera se asegurará de que la empresa tenga tiempo operando, que sea rentable.
  • Revisión de historial crediticio.
  • Revisión legal de problemas fiscales o de otro tipo.

Resalta ante esta situación el factoraje como una de las mejores alternativas de financiamiento para las compañías. Este modelo facilita el dinero que una empresa necesita para operar.

"Por ejemplo supongamos que uno de nuestros clientes le vende a otra empresa y después de enviar el producto se recibirá el pago después de 90 días. La implicación de eso está en que la empresa debe gastar en producción, la nómina y otros gastos y tendrá que esperar los 90 días para recibir un pago. Las empresas deben de alguna manera financiar este periodo", explica Montaño. En este sentido, "en lugar de esperar el pago los 90 días, nosotros se lo adelantamos y no requerimos colateral porque finalmente estamos financiando transacciones ya realizadas", afirma Montaño.

Para Drip Capital, algunas de las ventajas de contar con factoraje financiero son:

  • Es una forma de seguir creciendo sin necesitar mayor capital para financiar este progreso.
  • Permite tener más liquidez, pues convierten cuentas por cobrar en efectivo.
  • Es una forma de financiar sin colateral. Así se pueden utilizar otras deudas en inversiones a largo plazo.
  • Ayuda a las empresas a reducir sus riesgos.

De esta forma, el factoraje es modelo de financiamiento más seguro y así se complementa con fuentes de financiamiento ya existentes para las compañías. El cuello de botella que se genera por temas de inflación e intereses se resolvería con este modelo, puntualizan desde Drip Capital.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS