¿Los cubrebocas quirúrgicos son menos seguros contra ómicron?

 13-01-2022
Gustavo Torres y Patricio Contreras
   

 

Crédito foto: Sergio Cara (NotiPress)

Crédito foto: Sergio Cara (NotiPress)

 

La pandemia por Covid-19 continúa en constante cambio, derivado de las mutaciones del virus y las medidas implementadas para contrarrestarlo. El 12 de enero de 2022, la Organización Mundial de la Salud (OMS) notificó un aumento de 15 millones de casos de Covid-19 en todo el mundo durante la semana previa al anuncio. Tedros Adhanom Ghebreyesus, director General de la OMS, explicó que la elevada cifra de contagios es impulsada por la variante ómicron, debido a su alto nivel de transmisibilidad. Para hacer frente a la Covid-19, las recomendaciones a la población son, en primera instancia, la vacunación, evitar lugares concurridos y mantener el uso de cubrebocas. Más Claro, de Corroborado, unidad de fact cheking de NotiPress, analizó la información sobre el tipo de material más eficiente de cubrebocas y su eficiencia ante el virus.

Según información del Hospital General de Massachussetts en Estados Unidos, los cubrebocas actúan como barrera protectora, filtrando las gotas o aerosoles de saliva y mucosa que puedan contener partículas virales y provocar el contagio. Las gotas, a menudo visibles, transitan por un espacio relativamente corto, pues caen producto de su mayor masa. Los aerosoles, que miden menos de 5 micrómetros de diámetro, son más peligrosos, pues permanecen más tiempo suspendidos en el aire

En este sentido, la calidad protectora del cubrebocas dependerá de qué tan capaz sea el tipo de material utilizado para elaborar la barrera de filtrar estas partículas, desde las más gruesas hasta las más finas. Según informa la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y la Secretaría de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación de la Ciudad de México, las usuales mascarillas de tipo quirúrgico con al menos tres capas de poliester ofrecen una eficiencia de hasta el 93% contra gotas mayores a .65 micrómetros, sin ofrecer protección contra aerosoles. Por otra parte, solo las de tipo KF94, KN95 y N95, o las pertenecientes al estándar europeo FFP2 y FFP3 ofrecen una protección por encima del 90% contra los aerosoles, informa el laboratorio farmacéutico 3M. Estos, por su parte, deben estar certificados los unos por el Instituto Nacional para la Seguridad y Salud Ocupacional; los otros por el Comité Europeo de Estandarización.

Un estudio realizado por el Instituto Max Planck en Alemania analizó el riesgo de contagio de Covid-19 de dos individuos que hablan entre sí a corta distancia con algunas variantes de cubrebocas. El enmascaramiento con mascarillas K95 bien ajustadas o similares redujo el riesgo a menos de 1% después de 20 minutos de interacción. Las mascarillas quirúrgicas y situaciones en las que una persona llevaba un cubrebocas mal ajustado presentó riesgo de contagio de entre 4 y 10%. No se analizó el uso de máscaras de tela, pero Eberhard Bodenschatz, coautor del estudio recalcó que el ajuste de la máscara es el factor más importante.

Ante estos datos, y considerando el mayor grado de transmisibilidad que presenta la variante ómicron, algunos expertos en materia de epidemiología y salud han vocalizado la necesidad de que organismos reguladores actualicen sus recomendaciones en torno al uso de cubrebocas. Entre estos organismos, destacan la misma OMS, los Centros de Control de Enfermedades (CDC) en Estados Unidos y la Secretaría de Salud en México.

Leana Wen, analista médica de CNN dijo el 12 de enero de 2022 que utilizar mascarillas de capa sencilla no garantiza protección ante la variante ómicron. "Si asistirás a un evento en interiores deberías utilizar, por lo menos un cubrebocas con protección adicional o uno tipo N95, KN95 o KF94", explicó la doctora en entrevista para el medio CNN Live. Por su parte, Laurie Ann Ximénez-Fyvie, jefa de laboratorio genética molecular de la UNAM, comentó el 8 de enero de 2022 que la gente con cubrebocas de tela es más propensa a contagiarse de ómicron. "Los cubrebocas quirúrgicos no es que no sirvan para nada, sirven, sí, pero muy poco. En este momento necesitamos instruir a la población que se necesitan cubrebocas de alto rendimiento para cuidarse del contagio ómicron. Estos son cubrebocas KN95, N99, KF94 y FFP2 o FFP3", aseguró la experta en entrevista para El Financiero.

Según la OMS, los cubrebocas deben utilizarse como parte de una estrategia integral de medidas para suprimir la transmisión de Covid-19; su uso por sí solo no basta para proporcionar una protección adecuada. Sobre el tipo de cubrebocas recomendado por la OMS hasta el 1 de diciembre de 2020 están las mascarillas médicas, ideales para personal sanitario, personas con síntomas leves, personas de 60 años o más y con afecciones como neumopatía crónica, obesidad, diabetes, entre otros. Los cubrebocas de tela pueden ser utilizados por población general de menos de 60 años sin afecciones de salud. En este sentido, las indicaciones de la OMS sobre el uso de cubrebocas que se debe de usar será en función de las circunstancias y la magnitud de la circulación del virus.

Por su parte, los CDC indican que los cubrebocas funcionan mejor cuando la población los utiliza correctamente. Además, existen varias formas de asegurarse de que funcionen óptimamente.

  • Se debe asegurar que la mascarilla se ajuste firmemente contra el rostro. Los huecos permiten que entre y salga aire con gotitas respiratorias.
  • Recomiendan elegir una mascarilla con varias capas para mantener las gotitas respiratorias en su interior y evitar el ingreso de gotitas de otras personas.
  • Asegurarse de que el cubrebocas tenga varilla nasal, pues evitan que el aire se filtre por la parte superior de la mascarilla.

Sin embargo, expertos como la doctora Wen, instan a las autoridades a actualizar sus guías de recomendaciones sobre uso de cubrebocas. Enfatizan la importancia de destacar las mascarillas N95 y KN95 sobre las demás. Ello pese a que, en un inicio, se disuadió a la población de solicitar las mascarillas y respiradores más avanzados, con el fin de evitar escasez de este importante insumo para personal de salud de primera línea. No obstante, al día 13 de enero 2022 la OMS no recomienda el uso de algún tipo específico de cubrebocas. Por su parte, de acuerdo con el medio The Washington Post, la CDC ya se encuentra contemplando la posibilidad de actualizar sus lineamientos.

En suma, los cubrebocas son solo un medio complementario de protección contra Covid-19 y resulta fundamental seguir cumpliendo con el resto de medidas preventivas recomendadas por autoridades oficiales. No obstante, de acuerdo con la información analizada, un cambio en las recomendaciones de las autoridades de salud podría ayudar a mitigar la propagación de la variante ómicron de Covid-19. Sin embargo, cabe recordar que la mascarilla más eficiente para detener la propagación del Covid-19 será la que se utilice de manera consistente y correcta.




DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS