Engañoso que otros gobiernos no hayan invertido en atención a riesgos en Pemex

 30-12-2021
Patricio Contreras

 

   

 

Crédito foto: Sergio Cara (NotiPress)

Crédito foto: Sergio Cara (NotiPress)

 

Octavio Romero Oropeza, director de Petróleos Mexicanos (Pemex), aseguró que "por primera vez en Pemex, se asignaron recursos presupuestales específicos por un monto de 12 mil 789 millones de pesos para la atención de 659 riesgos críticos entre 2019 y 2021". Ello, durante la conferencia matutina del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) celebrada el 28 de diciembre de 2021. Corroborado, unidad de fact checking de NotiPress, analizó la afirmación y concluyó que es engañosa y, al presentar datos parciales, sirve para construir un mensaje específico.

Según detalló el funcionario, los riesgos críticos son "aquellos que pueden ocasionar consecuencias graves o catastróficas dentro de la empresa, que incluso pueden afectar al personal, a la población o al medio ambiente". En particular, acusó a las anteriores administraciones de ocasionar un rezago en la gestión de estos riesgos, por falta de gasto público dedicado a este fin.

El Programa Sectorial de Energía 2013-2018, el cual describe la estrategia energética del expresidente Peña Nieto, identificó riesgos principalmente de carácter comercial, derivado de fluctuaciones del mercado internacional, la falta de infraestructura energética y robo de hidrocarburos. Al respecto, reconoció la necesidad de expandir y diversificar la matriz energética.

Además, llega a establecer, como una de las líneas de acción a implementar, el "fortalecer las medidas normativas en materia de evaluación de riesgos en el transporte y almacenamiento de gas licuado de petróleo". No obstante, omite dar una cifra presupuestal destinada específicamente a la prevención de eventos críticos.

Por otra parte, el 6to informe de labores de la Secretaría de Energía 2017-2018, publicado al final del último año de gobierno del priista, sí es más específico. Afirma el documento: "Se realizó un análisis de riesgos a la infraestructura y sistemas de SENER de 114 controles, cuyo resultado permitió acreditar un grado satisfactorio de protección al encontrarse únicamente 13 posibles vulnerabilidades de riesgo medio y alto, mismas que se encuentran en proceso de atención".

Por otra parte, el Informe de Rendición de Cuentas de la Administración Pública Federal 2006–2012, periodo correspondiente a la administración de Felipe Calderón, establece: "de no administrar y establecer controles adecuados a los riesgos asociados a la industria [...] pueden ocasionar daños a la vida humana, medio ambiente y propiedad de terceros". Al respecto, menciona la implementación de inspecciones periódicas en instalaciones de riesgo alto, medio y bajo y los logros del Programa de Auditoría Ambiental. También se contempla la seguridad e integridad de ductos petroleros como línea de investigación del Instituto Mexicano del Petróleo y se rescatan acciones como análisis de riesgos de las refinerías Miguel Hidalgo en Tula, Hidalgo y Antonio Amor en Salamanca, Guanajuato.

Si bien, ninguno de estos documentos detalla cifras que indiquen qué tanto presupuesto se destinó a la prevención de riesgos críticos en Pemex, cabe asumir que las operaciones anteriormente mencionadas necesitaron algún tipo de gasto por parte del gobierno. A la luz de esto, la declaración de Oropeza resulta engañosa y con la intención de celebrar los logros de la administración actual. Lo dicho implicaría que en ningún momento de los 83 años de historia de la paraestatal se han destinado recursos a prevenir eventos críticos, lo cual resulta inverificable con la información publica disponible.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS