Investigación en Noruega afirma que plásticos pueden aumentar riesgos de obesidad

 03-02-2022
Andrés Zimbrón
   

 

Crédito foto: Artem Podrez vía Pexels

Crédito foto: Artem Podrez vía Pexels

 

Un nuevo estudio realizado por la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología en Trondheim, Noruega, reveló que existe una relación entre el plástico convencional y aumentar el riesgo de obesidad. De acuerdo con la investigación, los productos químicos en productos plásticos comunes como botellas de agua o envases de alimentos pueden poner en riesgo el peso de las personas.

Los envases de plástico son ampliamente utilizados para alimentos por ser baratos y pueden aumentar la vida útil, pero el plástico contiene miles de productos químicos. Martin Wagner, coautor del estudio explicó: "Nuestras investigaciones arrojaron resultados donde estos químicos pueden entrar al cuerpo y afectar el metabolismo, por tanto, el peso".

El estudio de laboratorio analizó 34 productos plásticos cotidianos, entre envases de yogurt, botellas de bebidas y esponjas de cocina. Tras los estudios pertinentes, se encontró que todos los envases contenían 55 mil componentes químicos, de los cuales se identificaron 629 y 11 son conocidos por interferir en el metabolismo humano.

"Algunos productos químicos que contienen los plásticos, interrumpen el metabolismo y un tercio de los mismos, contribuyen al desarrollo de células grasas en experimentos de laboratorio", informó Wagner. Estos químicos reprogramaron las células precursoras con el fin de convertirlas en células grasas, sin embargo, se multiplicaron y acumularon en más grasa.

Para el grupo de científicos, los plásticos contienen sustancias químicas aún no definidas cuyo propósito interfiere con la forma en que el cuerpo humano almacena grasa. Según el autor del estudio, el químico identificado como bisfenol A, causa estas alteraciones metabólicas, por ello, otros productos plásticos podrían estar contribuyendo al sobrepeso y obesidad.

Además, teniendo en cuenta la complejidad química de los productos de consumo de plástico, los bisfenoles y ftalatos representan solo la punta del iceberg. Otros químicos derivados de múltiples sustancias agregadas intencionalmente como polímeros, rellenos o aditivos son también parte del problema alterando el metabolismo humano.

Estudios anteriores habían pensado que la mayoría de los productos químicos en los productos plásticos permanecían en ellos. Otras investigaciones han demostrado que algunos plásticos contienen sustancias químicas disruptoras endocrinas afectando el desarrollo humano y la fertilidad.

No obstante, el reciente informe de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología demostró que los productos liberan gran cantidad de productos químicos dañinos para el cuerpo humano. Ahora, los investigadores encabezados por Martin Wagner tratan de identificar con mayor precisión si las 11 sustancias difieren con el metabolismo a corto o mediano plazo. Cabe señalar, este problema de salud pública se ha atribuido en gran medida a los antecedentes genéticos y cambios en el estilo de vida, por ejemplo, la dieta, ejercicio, la deficiencia de sueño o envejecimiento. Sin embargo, la evidencia epidemiológica sugiere que estos factores no son suficientes para explicar la magnitud y la velocidad de propagación de la pandemia de obesidad.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS